Flor de Muga Rosé 2016

VARIEDADES

100% garnacha

GEOLOGÍA Y SUELO

Flor de Muga está basado en la selección parcelaria. De garnachas viejas (entre 70 a 90 años), altitud (600-750 metros) en dos tipos de terruños muy definidos: terruño arcilloferroso y arcillo calcáreo. Estas parcelas seleccionadas en los últimos años se vigilan y se vendimian en cajas manualmente en su momento óptimo.

ELABORACIÓN

Es un vino hecho de mosto flor, corta maceración, del que solamente aprovechamos el 50%. La fermentación se realiza en pequeños depósitos de madera, parcela por parcela. Debido al pequeño tamaño y producción de algunas de las parcelas algunos lotes deben ser fermentados en depósitos de 500 a 1,000 litros. Una vez realizada la fermentación a abaja temperatura procedemos a trabajar las lías finas durante un mínimo de 4 meses. Posteriormente procedemos a su unificación, estabilización y embotellado.

CATA

Sorprende el color tan ligero que tiene para ser una 100% garnacha. Es bien sabido que la garnacha es una variedad que suele dar poco color y debido a la corta maceración que tiene en prensa y a su particular punto de maduración podemos obtener un rosado muy pálido con bonitos reflejos violetas.

La complejidad de este vino impresiona desde el primer minuto en nariz. Encontramos un vino elegante, fresco y muy delicado que nos deja ver desde notas de fresa ácida y melocotón, al mismo tiempo que percibimos un aroma floral a rosa que nos cautiva y que se apodera una vez pasados unos minutos en copa.

En boca, la primera sensación sorprende al encontrarnos un vino con mucho volumen y grasa, rara en rosados, lo que le coonfiere una comlejidad que, junto a su mineralidad y una acidez tan equilibrada, hacen de este vino un vino único.