Aro 2010

VARIEDADES

70% Tempranillo y 30% Graciano.

GEOLOGÍA Y SUELO

Arcillo-calcáreo y aluvial.

ELABORACIÓN

La fermentación se produce siempre de forma natural y espontánea. La uva fermentará siempre en depósitos de madera sin control de temperaturas con levaduras indígenas. La maceración es variable pero puede prolongarse hasta dos o tres semanas. La estancia total de este vino en roble es de 24 meses de los cuales 18 son en barricas nuevas de roble francés y el resto en depósitos de roble. Tras la crianza se realiza una ligera clarificación con clara de huevo fresco.

CATA

Rojo cereza muy intenso, seno cerrado, prácticamente opaco; tonos púrpura. Aspecto juvenil, muy poco evolucionado.

Sensaciones de concentración y de profundidad, con muchos matices apenas apuntados que va a desarrollar en los próximos años. Dominan sensaciones frutales, con recuerdos de frutas rojas y pequeño frutos silvestres bien maduros (zarzamora, grosella, fresas silvestres), notas florales (pétalos secos de violeta) y minerales (grafito, hierro); apuntes especiados de crianza (evoca el especiero: nuez moscada, canela, pimienta) pero con l madera muy discreta (son las sensaciones de crianza en barrica pero no la barrica), fondo de tinta. Potente, grande.

Poderosa estructura en la boca, con cuerpo y taninos firmes de gran calidad, espléndida acidez. Da sensación de solidez sin fisuras y sin puntas agresivas, macizo, con una gran equilibrio que proporciona sensación de frescura. Sabroso y lleno, con amplios y complejos recuerdos de fruta, minerales, especias y tinta en los aromas de boca (reproduce las sensaciones de la nariz, pero tal vez todavía más definidas y nítidas) y en un posgusto largo, amplio y elegante.

Está en los primeros pasos de su vida, con mucho vigor, noble fuerza, pero ya muestra una gran elegancia y un equilibrio muy poco frecuente en tintos de este perfil. Tinto grande sin reservas mentales, para pelear con cualquiera del mundo.